La Guardia Civil detiene a 16 personas por el uso de venenos para la caza
La investigación se enmarca en la operación Antitox, que persigue el uso de tóxicos y otros medios no selectivos de caza. La mayoría de las presas son zorros, lobos, conejos y jabalíes. Algunas estimaciones cifran en 185.000 el número de animales muertos por veneno entre 1992 y 2013.