La reforma de ley pensada para los perros de caza no sale adelante (Foto: Shutterstock).

El Congreso aprobó la semana pasada la medida con los votos de Unidos Podemos, PSOE y Esquerra Republicana, rechazando así la reserva propuesta por el PP para que hubiera una excepción con las razas de perros utilizadas para la caza.  La Cámara Baja rechazaba también así la reserva que presentó el PP pidiendo la excepción de cortarle la cola a cachorros de razas utilizadas para la caza.

El Convenio europeo de protección de animales de compañía posee un artículo que prohíbe las operaciones quirúrgicas a mascotas con el objetivo de modificar su apariencia estética y, en particular: el corte de cola, corte de orejas, sección de cuerdas vocales y extirpación de uñas y dientes. El Gobierno pretendía aprobar el convenio salvo este artículo, para poder cortar la cola de razas caninas dedicadas a la actividad cinegética, como el Beagle o el braco húngaro.

El Partido Popular vio rechazada su propuesta en la fase de ponencia de la tramitación, pero, tras negociar con Esquerra Republicana, logró sacar adelante en la Comisión de Exteriores (también con el voto a favor el PNV), un texto que permitía esta práctica en algunas excepciones de cachorros de razas cazadoras y sus cruces para evitar, según ellos, futuros daños en el animal. La iniciativa incluía una petición al Consejo General de Veterinarios para redactar una lista con las especies que requieran amputación.

Equo presentó una enmienda para rechazar el texto del PP y que se prohibiera la amputación de las colas sin excepción alguna. Pablo Iglesias, secretario general de Unidos Podemos defendió dicha postura durante el debate del jueves en el Congreso alegando que la argumentación de que amputarles la cola a los perros de caza evita heridas no está avalada científicamente. También apuntó que, según una investigación, hay más probabilidades de que un perro sufra heridas en la cola por un accidente doméstico que cazando. “Los perros no son cosas ni regalos ni complementos estéticos a la virilidad de nadie”, finalizó.

El portavoz del PP en esta área, Martín Bernabé, ha rebatido los argumentos de Podemos defendiendo que lo que su partido propone es limitar una práctica habitual entre los más de dos millones de cazadores españoles, que se realiza sin control alguno. Ha recordado que se realiza en cachorros para reducir las molestias, y siempre bajo prescripción de un veterinario y bajo protocolos facultativos.

Por último, ha pedido a ERC que cumpla con lo firmado por ambas formaciones en la Comisión de Asuntos Exteriores y que Joan Capdevilla, su portavoz catalán y veterinario de profesión, reconozca que su iniciativa es una realidad positiva. Él, sin embargo, mantuvo una postura en contra de la reserva y reiteró que el voto de su partido la semana pasada era solo para garantizar el bienestar de los animales. Apoyarán el convenio tal y como está.

La portavoz en esta materia del PSOE, Zaida Cantera, catalogó de sin sentido la propuesta del PP, ya que el convenio europeo ya incluye un artículo por el cual se permiten las amputaciones que se deban a intervenciones quirúrgicas por razones de salud y siempre que estén prescritas por un veterinario. Finalmente, una vez aceptada la enmienda de Unidos Podemos, el Pleno del Congreso ha votado el convenio sin reservas, que ha sido aprobado por unanimidad.

TESTIMONIOS DE LA ONC

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) ha caracterizado de ‘hipócrita’ el convenio aprobado por el Congreso, ya que el origen de su creación fue al impedirse las intervenciones en las orejas y el rabo de las mascotas, y que no haya habido debate alguno sobre la castración o esterilización de estos animales. La ONC acusa a las lobbies animalistas de presionar a PSOE y Podemos, fuerzas con más poder que votaron a favor de la prohibición, y a Esquerra Republicana para que cambiara finalmente su postura de apoyo a la reserva del PP. La Oficina Nacional de Caza cataloga de lamentable que los partidos se hayan plegado a los intereses y presiones del movimiento animalista sin tener en cuenta la realidad de los perros y del mundo rural español.

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.