Son diversas las fórmulas empleadas por los veterinarios para tratar los parásitos que encontremos en nuestros perros. Hay que elegir el producto (spray, collar, pipeta o pastilla) según su eficacia, su cómoda y sencilla aplicación y la frecuencia con que tenga que ser administrado.

Existen diversas formas de combatir a las pulgas, garrapatas y mosquitos, y evitar que piquen a nuestros perros, lo que puede llegar a ser muy molesto para el animal. A la hora de elegir uno u otro producto, hay que tener en cuenta varias premisas: su eficacia, su aplicación (que sea cómoda y sencilla) y que no haya que administrarlo con demasiada frecuencia.

A continuación te recomendamos varias fórmulas sencillas y cómodas para cuidar a tus perros y utilizar productos y técnicas sencillas para desparasitar a los canes. Desde sencillas aplicaciones con sprays pasando por collares antiparásitos o pastillas, de larga duración y lo más utilizado en la actualidad.

Sprays

Se aplica directamente sobre el pelaje del animal. Se puede usar con seguridad, incluso en cachorros (a partir de las tres semanas de edad), además de poder aplicarlo en su cama, caseta, etc. Mata a las pulgas con mucha rapidez. El inconveniente es su poca resistencia al agua, por lo que en un perro de caza de, por ejemplo, patos, habrá que aplicarle el spray con demasiada frecuencia. Además, solo actúa frente a pulgas y garrapatas, siendo ineficaz contra los mosquitos. Aunque el prospecto indique que actúa durante hasta dos semanas, en realidad hay que aplicarlo cada dos o tres semanas. Los más recomendables son Frontline, de Merial, y Effipro, de Virbac. Su precio ronda los 30 euros por un frasco de 250 mililitros, suficiente para ser aplicado ocho veces en un perro de 20 kilos.

Collares

Son unas sencillas bandas plásticas que se colocan alrededor del cuello del perro como si de un collar se tratara. El producto insecticida y repelente se va expandiendo por su piel, protegiéndolo de los parásitos. Tiene una larga duración, de entre seis y ocho meses, dependiendo del producto. Son resistentes al agua y resultan más económicos y rentables que otros productos. Su precio oscila entre los 30 y 40 euros. Collares como el Scalibor de MSD actúan muy bien con garrapatas y mosquitos, pero no tanto con las pulgas. Otros como Preventef, de Virbac, o Seresto, de Bayer, solo protegen al perro de garrapatas y pulgas.

Pipetas

Este insecticida se aplica una vez al mes en varios puntos de la piel del perro, desde donde se va distribuyendo a todo el cuerpo para protegerlo por completo. Son muy eficaces, fáciles de aplicar y baratos. Se presentan en monodosis según el perro y protegen de garrapatas y de pulgas. De mosquitos solo si incluye permetrina. Su eficacia se reduce con el agua, por lo que si el perro se moja mucho cazando, tendrá que ser administrado con más frecuencia. El precio de una dosis para un perro de 20 kilos es de entre 10 y 15 euros. Frontline Tri-Act, de Merial, Advantix, de Bayer, y Vectra 3, de Ceva, son las más completas, actuando frent a pulgas, garrapatas y mosquitos. Otras como Stronghold, de Zoetis, o Advocate, de Bayer, son efectivas con pulgas y gusanos redondos, intestinales y del corazón, pero no con tenias.

Pastillas

Es la solución más utilizada actualmente. Su efecto dura entre uno y tres meses, según el producto, provocando que toda garrapata o pulga que toque al perro muera. No tienen efectos secundarios y, al actuar desde dentro, el agua no disminuye su eficacia. Las pastillas más actuales son las más letales, ya que los parásitos no han desarrollado aún resistencia a sus principios activos. Actúan muy rápido, matando al 90% a las cuatro horas de ser administrado. Su precio oscila los 10-15 euros. Su problema es que no actúan frente a los mosquitos, además de que no tienen efecto repelente, esto es, acaban con las pulgas y garrapatas cuando pican. Según el producto cubre un parásito u otro, por lo que hay que fijarse en las especificaciones. Comfortis, de Elanco, solo cubre pulgas; Nexgard, de Merial, tanto garrapatas como pulgas, pero sólo durante un mes; Bravecto, de MSD, actúa sobre ambos parásitos durante tres meses. Otros productos, como Nexgard, de Merial, y Triflexis, de Elanco, protegen, además, de gusanos intestinales redondos, aunque no de tenias.

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.