La cifra de ejemplares ha aumentado desde 2007, superando valores de finales de los 80. (Foto: Shutterstock).

La decisión del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León de suspender la caza del lobo al norte del Duero ha levantado ampollas en diversas asociaciones cinegéticas, que lideradas por la Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural, piden a la Junta la derogación de la ley. La ONC “considera imprescindible que la Junta de Castilla y León resuelva, lo antes posible, la situación generada por la resolución del TSJ”.

La decisión del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León de suspender la caza del lobo al norte del Duero ha levantado ampollas en diversas asociaciones cinegéticas, que lideradas por la Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural, piden a la Junta la derogación de la ley. La ONC “considera imprescindible que la Junta de Castilla y León resuelva, lo antes posible, la situación generada por la resolución del TSJ. En la práctica la decisión afectará a la temporada 2018/2019, que en el caso del lobo comenzaría en septiembre”, recordaba la organización.

La medida determinada por el TSJ viene a petición de la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (Ascel), donde se instaba a suspender la Resolución de la Dirección General del Medio Natural de 2016, que incluía un plan de aprovechamiento de terrenos cinegéticos situados al norte del Río Duero en Castilla y León, para las temporadas 2016/2017, 2017/2018 y 2018/2019.

La asociación naturalista describió la medida del Tribunal como “un precedente porque por primera vez una medida como esta tendrá efecto real en la población de lobos, evitando la muerte de individuos”, tal y como recogía el diario ABC.

CRÍTICAS DEL SECTOR CINEGÉTICO

Según la ONC, “el fallo del tribunal deja a un lado la posible repercusión de esta medida sobre los intereses de ganaderos y otros habitantes del medio rural, primando la defensa del lobo sobre los daños a la ganadería, principalmente”. Además, el organismo representante del sector cinegético en España considera que “e juez obvia el informe pericial presentado por la Administración regional para acreditar los graves perjuicios que supondrá esta medida”.

La ONC recuerda que los informes científicos demuestran que el lobo mantiene estables sus manadas en esta comunidad y que incluso en algunas zonas se encuentra en expansión, por lo que atribuyen a la propia Administración estar “impulsando en Europa la flexibilización de los controles poblacionales al sur del Duero“.

Para la Oficina Nacional de la Caza, si se mantiene esta decisión judicial “se provocará un brusco repunte de las poblaciones de lobo en el medio natural, con un incremento de daños a la ganadería y un mayor rechazo social a una especie que es señera en España, pero cuya viabilidad a largo plazo en el mundo rural depende en gran medida de su compatibilidad con la actividad humana en estas zonas”.

 

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.