La cifra de ejemplares ha aumentado desde 2007, superando valores de finales de los 80. (Foto: Shutterstock).

La Fundación Artemisán ha contestado con cifras y argumentos a la manifestación pacífica convocada hoy en Madrid a favor de la protección del lobo ibérico en España, organizada por WWF España, Lobo Marley, Ecologistas en Acción, Equo, European Greens o la Alianza Europea para la Conservación del Lobo.

Frente a los gritos de los manifestantes de que se “detenga la matanza de lobos” y que se haga “efectiva y real” su protección, Artemisán ha contestado argumentando que “la caza y el control de población del lobo ibérico ha permitido que la especie haya incremento notablemente el número de ejemplares -más de un 18%- en los últimos años en España”.

La Fundación Artemisa ha lamentado manifestaciones convocadas hoy, ya que “no contribuyen ni al trabajo que se está realizando desde muchas organizaciones para promover una actividad cinegética sostenible en España, ni ayudan a tener un mejor conocimiento del papel que desempeña la caza en el equilibrio del ecosistema”.

LA GANADERÍA, A ESCENA

Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, afirmaba que quieren “que haya una figura de protección homogénea y al mismo tiempo pedimos medidas de apoyo a la ganadería extensiva” porque el lobo “no es el problema de la ganadería”, ya que apenas “el uno por ciento de las pérdidas de la ganadería se puede achacar”.

Por el contrario, los ganaderos afirman que ellos son “las víctimas de los lobos” y que su prohibición supondrían incrementar las pérdidas de sus negocios. La Fundación Artemisán recuerda que, según el último Censo 2012-2014 de Lobo Ibérico realizado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el número total de manadas de lobo en España es de 297, frente a las 250 en 2007. Es decir, pese al control cinegético del lobo ibérico, el número de ejemplares ha incrementado en los últimos años.

La Comunidad Autónoma con mayor número de ejemplares es Castilla y León, que cuenta con 179 manadas (163 exclusivas y 16 compartidas) y registra un crecimiento en los últimos años de más del 20% en el número de lobos, hasta alcanzar en la actualidad más de 1.600 ejemplares. Tras Castilla y León se encuentra Galicia, que contabiliza 84 manadas, de las que 77 son exclusivas y 7 compartidas; seguida de Asturias, con 37 manadas (28 exclusivas y 9 compartidas) y Cantabria, con un total de 12 manadas.

Para la Fundación estos datos demuestran que la defensa de la conservación de la especie es perfectamente compatible con la actividad cinegética regulada y controlada y defiende que el actual sistema de gestión se mantenga por los excelentes resultados obtenidos.

Asimismo desde Artemisan se solicita al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente que se eleve a la Comisión Europea los datos reales de la población de lobo, dado que el censo de la especie realizado por el propio Mapama, aún no ha sido dado a conocer a las instituciones de la Comisión, hecho que está dificultando sin duda el cambio en el grado de protección de esta especie que, recordamos, sólo es declarada especie cinegética al norte del Duero.

La institución recuerda, también, el impacto socio-económico de la actividad cinegética de esta especie en el ámbito rural. Según los datos del estudio realizado por Tomás Yanes y Vicente González , que analizan la temporada cinegética 2012-2013, sólo en la provincia de Zamora los ingresos directos e indirectos de la caza legal de la especie generaron más de 1 millón de euros.

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.