En 2007, el número de rinocerontes abatidos por los furtivos era de tan solo 13.

Sudáfrica ha vuelto a legalizar la venta de cuernos de rinoceronte dentro de sus fronteras, actividad que no se podía hacer desde 2009. Los propietarios privados de rinoceronte pidieron que se les permitiera vender sus cuernos en el mercado nacional y el Tribunal Superior les dio la razón revocando la prohibición en 2015.

El Gobierno recurrió la decisión del Supremo ante el Constitucional, que finalmente ha ratificado la sentencia, activando de nuevo la legalización de la compraventa de los cuernos dentro del país.

En 2007, el número de rinocerontes abatidos por los furtivos era de tan solo 13. Sin embargo, la cifra de bajas registradas se ha disparado estos últimos diez años, siendo más de un millar de ejemplares en 2016. Sudáfrica alberga 20.000 rinocerontes blancos, un 90% de todos los que habitan en el sur del continente. De ellos, 6.200 están en manos privadas. Los interesados en vender o comprar cuernos deberán ahora pedir permiso a las autoridades.

La legalización del comercio interior de los cuernos ha sido tomada para controlar la demanda y reducir la caza furtiva de los rinocerontes. Los grupos ecologistas, en cambio, alegan que los furtivos podrían hacer pasar por legítimos cuernos obtenidos ilegalmente, además de que muchos compradores sudafricanos pueden proporcionar ahora mercancía a los mercados negros de Asia, su principal demandante.

El cuerno de rinoceronte, a diferencia del de los elefantes, no es de marfil, sino de queratina, el mismo material del que está compuesto el cabello y las uñas de los seres humanos.

El comercio internacional de esos cuernos se prohibió en 1977, aunque la mayor demanda proviene del continente asiático, sobre todo de China y Vietnam. Allí se le atribuyen propiedades y afrodisíacas siendo machacados y consumidos en pócimas. Su precio en estos países se encuentra por encima de que tiene el oro.

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.