El objetivo es evitar la propagación de la enfermedad (Foto: Shutterstock)

La mayoría de los Estados miembros de la UE han rechazado una propuesta de Alemania para introducir restricciones severas, tipo CITES, a la importación de trofeos de caza de especies no amenazadas en la Unión Europea.

Se trata de un importante triunfo del sector cinegético en el Consejo Europeo, donde el intenso trabajo desarrollado por la ONC junto a sus socios de FACE ha dado sus frutos. En este sentido, la ONC contactó y envió alegaciones e información al respecto al Gobierno español, al que trasladó la postura del sector cinegético, contrario a esta propuesta.

Finalmente, la propuesta alemana no recibió el suficiente apoyo de la cámara. La iniciativa estaba promovida por la Ministra de Medio Ambiente germana, Barbara Anne Hendricks. Los defensores del no, achacaron la medida a un intento de complacer al lobby animalista, además de carecer de rigor científico que la respaldara.

La ONC contactó y envió alegaciones e información al respecto a los representantes del Gobierno español

Además, y en contra de la recomendación de CITES adoptada en 2016, ni siquiera se había llevado a cabo una consulta adecuada con los países afectados, los estados africanos que viven y conservan la vida silvestre a diario.

El secretario general de la FACE, Ludwig Willnegger, declaró en Bruselas: “Toda la comunidad cazadora en Europa y en el extranjero debe seguir combatiendo restricciones injustificadas a la importación de trofeos de caza, ya que este tema se discutirá más en el otoño de 2017”. Se trata, añadió de “la forma más pura de neocolonialismo y paternalismo”.

Según defiende la Oficina Nacional de Caza, los gobiernos de la UE deben considerar que:

  • Las prohibiciones generales o restricciones a la caza de trofeos pueden poner en riesgo beneficios importantes tanto para la conservación como para los medios de subsistencia locales.
  • Un sistema de caza de trofeos bien regulado ofrece beneficios tanto para la conservación de la vida silvestre como para el bienestar de las comunidades indígenas y locales que conviven con ella.
  • Una buena gestión de la caza de trofeos genera incentivos e ingresos para que los propietarios gubernamentales, privados y comunitarios mantengan y restauren la vida silvestre, hagan un uso adecuado de la y lleven a cabo acciones de conservación.
  • La caza de trofeos da a grandes áreas de la tierra “valor de conservación” y puede ayudar a frenar pérdidas de biodiversidad en curso.
  • En muchas zonas el turismo por sí solo no puede garantizar ingresos suficientes para las comunidades; la caza de trofeos combinada con el turismo puede aumentar enormemente los recursos invertidos en la conservación de la naturaleza y las intervenciones contra la caza furtiva.

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.