Grupo de patos cuchara y ánades rabones volando (Foto: Shutterstock).

Con la llegada del invierno ya abierta la veda, la caza de las acuáticas en España se convierte en una tradición para muchos cazadores, en especial para los asiduos a la caza de patos en la Costa Valenciana y Cataluña pese a la falta de agua que se está produciendo esta temporada. 

Antes de organizar una tirada de patos en tu coto de caza, lo más importante es obviamente tener una pequeña balsa de agua  dentro del mismo, un lugar idóneo donde centralizaremos la cacería. Se da por hecho que las charcas elaboradas en los cotos cumplen la función principal de suministrar agua a los animales de tu coto durante los meses de mayor sequía, por ello debes cuidar cada año que la balsa esté en condiciones excepcionales para que recoja y mantenga la mayor cantidad de agua, arreglando el muro y realizando un aliviadero adecuado.

La Perdiz Roja da unos breves consejos para que tengas en cuenta a la hora de preparar tu tirada de acuáticas al anochecer

1. Echa comida regularmente en la presa para atraer la atención de la caza. Para lograr una buena tirada de acuáticas, debes sobretodo atraer la atención de la caza y fidelizarla a tu tiradero. Por ello, echa maíz cada tres días en la charca durante al menos dos meses para atraer un número interesante de animales a tu coto.

2. Controla la entrada de la caza. Dos aspectos son fundamentales antes de cazar las acuáticas en puesto fijo: verifica que hay suficiente caza para organizar una cacería de patos y controla la entrada de los animales a la presa, lo que te dará pistas para colocar adecuadamente los puestos el día de la cacería. Los patos son animales querenciosos y suelen emplear siempre las mismas rutas.

3. Coloca los puestos en lugares estratégicos. Una vez conozcas la entrada de los animales, coloca los puestos en las zonas adecuadas. Cubre la huida de los patos (las habrás identificado los días previos que has estado observando la entrada de la caza), separa los puestos considerablemente para que no se estorben, elabora puestos con cañizos o puestos portátiles para que los animales no te vean al llegar a la charca.

4. Los cimbeles, fundamentales para atraer a las acuáticas. La colocación de cimbeles en zonas concretas de la balsa, y combinarlos con reclamos autorizados son herramientas fundamentales para aumentar las posibilidades de conseguir una buena tirada…. Ubícalos cerca de los puestos, coloca entre 8 y 12 piezas por cazador y no te olvides el reclamo para atraerlos.

Se estiman que hay unas 100.000 parejas de patos cuchara en Europa, de las que apenas 100-200 habitan en España (Foto: Shutterstock).

Pero la caza de acuáticas no consiste solo en la estrategia de cuidar y controlar la zona de caza y utilizar las herramientas adecuadas, la astucia del cazador y su experiencia en la caza de las acuáticas también será fundamental para lograr una buena tirada.

Te damos ahora una serie de consejos para que los puedas poner en práctica:

– Utiliza cartuchos de gramaje alto, con quinta o sexta (menos perdigón pero más grande) lograrás abatir mejor los ejemplares. Y recuerda que los patos tienes el cuello largo y van a una elevada velocidad, por lo que deberás adelantarles el tiro.

– No te precipites y tires los primeros patos que veas que llegan al cazadero. Deja que los primeros patos se posen en la balsa, y más si vienen en bandos números. Así lograrás que la caza se reparta entre los puestos o todos los cazadores puedan tirar de una misma bandada.

– El perro tu fiel aliado para la caza. Te ayudará a cobrar la caza que abatas durante la tirada, y si los ejemplares caen en el agua el será tu mejor cobrador (a no ser que tengas una barquita para cobrarlos tú).

– Equípate con ropa verde de caza para que los patos no te vean, lleva unas buenas botas de agua para no mojarte, una linterna si la tirada es de noche para buscar las piezas cuando se vaya la luz y equípate con anti-mosquitos, sino prepárate para los picotazos, las zonas aledañas a las charcas suelen estar llenas de mosquitos.

– Además te recomendamos otros complementos fundamentales para que puedas estar perfectamente equipado para la cacería como un portacimbeles donde podrás transportar los reclamos.

A continuación repasamos brevemente las especies cinegéticas vinculadas al agua que se pueden cazar en nuestro país

Los porrones comunes suelen habitaren las marismas del Guadalquivir, el delta del Ebro, los humedales andaluces o en Extremadura y La Mancha.

Dichas especies cinegéticas son son Ánsar común,  Ánade azulón, Ánade friso,  Silbón europeo, Ánade rabudo, Cuchara común, Pato colorado, Cerceta común,  Cerceta carretona, Porrón común o europeo, Porrón moñudo,  Focha común, Agachadiza común, Agachadiza chica, Avefría, Gaviota reidora y la Gaviota patiamarilla  (estas dos últimas son especies susceptibles de caza con escopeta en puesto fijo en zonas comunes). No todas ellas pueden cazarse en todas las Comunidad Autónomas, solo en algunas de ellas y con fechas concretas durante la veda.

ÁNSAR COMÚN

El ánsar común ganso común u oca común (Anser anser) es una especie de ave anseriforme y ancestro silvestre de las ocas domésticas de Europa. Cuenta con dos subespecies. La primera, el anser, se reproduce por el centro y norte de Europa, mientras que la segunda, la rubrirostris, cría en el este de Europa y en Asia central y Occidental. En España solo están durante la invernada, ocupando las marismas del Guadalquivir, las lagunas de Villafáfila (Zamora) y La Nava (Palencia) y las vegas del Guadiana (Cáceres y Badajoz), además de pequeños núcleos aislados en el centro y oeste de la península.

ÁNADE FRISO

El ánade friso es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae. Fue descrito científicamente por Linneo en 1758 en su obra Systema naturae, con el mismo nombre científico actual. Cría en las regiones del norte de Europa, Asia y Norteamérica, mientras que pasa el invierno en las regiones subtropicales del sur de Asia, el norte de África y el sur y oeste de Europa, además de algunos puntos del Mediterráneo y Europa Occidental.

ÁNADE REAL

El ánade real o azulón es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae. Este pato habita áreas de temperatura templada en Europa, América del Norte, Asia y el norte de África. Como ave migratoria también frecuenta Centroamérica y el Caribe. Además, ha sido introducida en Australia y Nueva Zelanda. Es el pato más conocido dentro de la especie, ya que los patos domésticos son ánades reales.  Entre Junio y septiembre se reúnen en grandes grupos para mudar, en áreas húmedas con abundante vegetación. Es lo que se denomina la “mancada”, por el tipo especial de muda que realizan, perdiendo prácticamente de golpe las plumas de vuelo, por lo que quedan sin poder volar.

ÁNADE SILBÓN

El ánade silbón o europeo es una especie migratoria. Anida en las áreas septentrionales de Eurasia y durante el invierno habita en el sur de Europa y Asia, el norte de África y Norteamérica. A España llegan en millares de especies para invernar, convirtiéndose en uno de los patos más abundantes durante dicha época del año. En invierno habita próximo al litoral, en aguas saladas y salobres, ya sean marismas, estuarios, o en el mar. En cambio, en época de cría se instala en aguas dulces, anidando en el suelo , a cubierto cerca del agua. Las aguas interiores donde se puede encontrar a esta especie son lagunas, lagos y embalses.

El ánade rabudo es una ave anseriforme migratoria perteneciente a la familia Anatidae (Foto: Shutterstock).

ÁNADE RABUDO

El ánade rabudo cría en el norte de Europa y Asia y en Norteamérica, mientras que el invierno lo pasa en el sur de Europa, África del Norte, Centroamérica y buena parte del Asia tropical y subtropical. En España frecuentan algunos humedales peninsulares, pero la reproducción la realizan en las marismas del Guadalquivir. Durante el periodo invernal también ocupan esta zona, además del delta del Ebro, algunas zonas húmedas de la costa levantina, y diversos humedales de Doñana y del interior peninsular.

CERCETA CARRETONA

La cerceta carretona es un ave migratoria que se cría en Asia septentrional y Europa oriental. También se encuentra de manera dispersa en Europa central y en la Península Ibérica. Durante la migración es frecuente en algunas localidades de la franja mediterránea, Andalucía y Baleares. Habita humedales, normalmente de agua dulce y someros. Necesita que haya mucha vegetación emergida e incluso flotante para regufiarse y buscar alimento, pero evita zonas de alta cobertura vegetal. Durante la invernada en España se la ha observado en grandes salinas salobres litorales.

CERCETA COMÚN

La cerceta común es una especie de ave anseiforme de la familia Anatidae. Su época de reproducción y de cría la realizan en Asia septentrional y Europa oriental, con algunos pequeños núcleos dispersos por países mediterráneos como Francia, España o Italia. En la Península Ibérica, esta especie es muy escasa durante la época de cría, frecuentando solo las riberas del río Louro (Pontevedra), el lago de La Ercina (Asturias), y las lagunas glaciares de las sierras Cebollera (La Rioja) y de Urbión (Soria). Sin embargo, durante la invernada ocupan el centro y el sur del país, incluidos ambos archipiélagos, en gran abundancia.

PATO CUCHARA

El cuchara común está distribuida por todo el mundo, aunque cría en el norte de Eurasia y Norteamérica, y migra al sur para pasar el invierno en el sur de Europa, Asia y Norteamérica, el norte de África y el extremo noroccidental de Sudamérica. La población en España es escasa durante la época de reproducción, con diversos puntos en Extremadura, Andalucía, el norte de la Península Ibérica; las marismas del Guadalquivir, las tablas de Daimiel, el delta del Ebro y ciertos humedales levantinos.

PORRÓN COMÚN

El porrón europeo o común es el pato buceador más abundante y extendido en España, tanto durante la época de reproducción como durante la invernada, cuando los humedales reciben gran cantidad de porrones procedentes de otras zonas de Europa. Se reproduce en un buen número de humedales ibéricos, como las marismas del Guadalquivir, el delta del Ebro, los humedales y lagunas andaluces, localidades de Extremadura y La Mancha; los cursos fluviales de Madrid; ciertas lagunas de Albacete y los humedales levantinos y del sureste, así como en zonas húmedas de Baleares.

PORRÓN MOÑUDO

El porrón moñudo cría en Asia septentrional y en el norte de Europa, mientras en invierno migra al sur, llegando incluso a África. En España solo se la ve durante la invernada, principalmente en Galicia, Asturias, Extremadura y Castilla-La Mancha, además de, en menor medida, las islas Baleares y Canarias. Las poblaciones migradoras comienzan la invernada a partir de octubre o noviembre, cuando abandonan la zona de cría y viajan al sur. Allí se quedarán hasta marzo, aunque el momento de más ejemplares por esas zonas se produce entre diciembre y enero. Se estima que habitan unas 730.000-880.000 parejas en Europa, de las que un mínimo de 12 se registra en la península durante la época reproductora. En invierno, la cifra de porrones moñudos en el continente asciende a los 1,2 millones, de las que 2.000-6.500 viajan a España, variando año a año en función de las condiciones climáticas que haya al norte de la península.

La gaviota reidora puede cazarse en Cataluña, Asturias y Galicia (Foto: Shutterstock).

GAVIOTA REIDORA

La gaviota reidora es un ave mayoritariamente migratoria, excepto algunas comunidades sedentarias de las zonas más cálidas de Europa Occidental. En España es una especie muy abundante en el delta del Ebro, seguida de La Mancha, Andalucía y el Levante En invierno es muy frecuente ver a esta gaviota en la mayoría de costas, playas, puertos pesqueros, ríos o embalses de la península. En Europa se calcula que hay unas 2,3-3 millones parejas de gaviota reidora, sobre todo en Reino Unido y Francia. España alberga durante el invierno cerca de medio millón de estas aves, mientras que ese número desciende hasta los pocos millares durante la época reproductora.

GAVIOTA PATIAMARILLA

La gaviota patiamarilla es una de las aves marinas más abundantes de la cuenca del Mediterráneo, distribuyéndose también por la Península Ibérica, el norte de África y Macaronesia. En España, las islas Cíes, situadas cerca de la costa de Pontevedra, son la mayor colonia de gaviotas patiamarillas. Son tres las subespecies que se distribuyen por el territorio español: michahellis, que ocupa el litoral mediterráneo, con colonizaciones recientes en Gibraltar y el golfo de Cádiz; atlantis, distribuida por las costas atlánticas peninsulares y Canarias, y lusitanicus, que se extiende desde las costas gallegas hasta las del País Vasco. También habitan en el embalse del Ebro, algunos humedales de Orense y Toledo, y tramos fluviales del interior de Cataluña.

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.