La Fundación nace con el objetivo de desarrollar ideas y proyectos científicos.

La Fundación Artemisán es una iniciativa de entidades del ámbito asociativo cinegético, agrario y ambiental, cazadores, sector industrial armero y de la carne de caza, agricultores y propietarios de fincas privadas en España. La Fundación nace con el objetivo de desarrollar ideas y proyectos científicos y fomentar la comunicación con la sociedad, para tener un mejor conocimiento de las especies y sus hábitats, así como para poner en valor el sector cinegético, clave para el desarrollo socioeconómico del medio rural en España y la conservación de su rico patrimonio natural.

La Perdiz Roja entrevista a sus máximos impulsores, Luís Fernando Villanueva y José Luis López Schummer, quienes aseguran que van a desarrollar sus actividad “con el más absoluto respeto hacia el medio ambiente y su conservación, teniendo en cuenta el equilibrio entre flora y fauna, prestando especial atención en la protección de las especies cinegéticas, valorando su influencia en el mantenimiento del hábitat y en el resto de especies que lo conforman”.

¿Cuál es el objetivo por el que nace la Fundación Artemisan?

Los objetivos fundamentales de la Fundación se han centrado en desarrollar ideas y proyectos científicos y fomentar la comunicación para ayudar, por un lado, a tener un mejor conocimiento de las especies, su hábitat o sus enfermedades y cualquier problema que influya en el correcto desarrollo de éstas; y por otro, para poner en valor un sector como el cinegético, clave para el desarrollo socioeconómico del medio rural en España y la Conservación del Patrimonio Natural.

¿Cómo surge la idea de poner en marcha este proyecto? 

La idea surge hace dos años, pero, como todas las ideas, ha ido forjándose con el tiempo y no es hasta hace unos meses cuando empezamos a darle forma después de intercambiar opiniones con todas las entidades y personas interesadas en participar en el proyecto.

¿Cuál es el objetivo de juntar a los sectores cinegéticos, agrario y ambiental en una misma iniciativa?

Creemos que es fundamental contar con todos los agentes que trabajan en el mundo rural, ya sean cazadores, propietarios, agricultores o entidades relacionadas de una forma directa con la conservación de nuestro patrimonio natural. Poca gente sabe que el 64% de los bosques españoles están en manos privadas y que el 87% de los espacios protegidos son superficies forestales, cuyos gestores son principalmente propietarios privados y sociedades locales de cazadores, lo que evidencia que los mejores espacios conservados no están en manos públicas, sino que la labor de propietarios, cazadores y agricultores ha sido imprescindible para que España sea el país de Europa con mejores y mayores Espacios Naturales Protegidos y así queremos que siga siendo.

¿Quién es el principal impulsor del proyecto y cómo llega a la conclusión de que es necesaria la labor que vais a poner en marcha con la Fundación?

Todos los patronos que han participado en su creación y todos y cada uno de los que se han ido sumando al proyecto en este corto espacio de tiempo, desde que se presentó oficialmente la Fundación, son igual de importantes.

Este proyecto es una carrera de fondo en la que es fundamental el apoyo continuado de nuestros benefactores. La labor de investigación no se puede medir a corto plazo y tampoco podremos evaluar resultados en la estrategia de comunicación que venimos desarrollando en solo unos meses. Nuestra máxima es hacer las cosas bien, sin prisa pero sin pausa. Y recoger los frutos cuando sea el tiempo de hacerlo.

En cuanto a la necesidad de poner medidas, es evidente que estamos viviendo una época de descrédito generalizado hacia nuestra actividad basado en el desconocimiento que la sociedad urbana tiene de nuestro sector, una tendencia que solo podemos frenar con una buena comunicación basada en hechos de corte científico. Ya no vale con decir que los cazadores somos los mejores conservacionistas, habrá que demostrarlo. Si basamos nuestra comunicación en la investigación daremos un paso de gigante porque podremos abordar dos problemas: el porqué de la tendencia en la aminoración de densidades en ciertas especies y el crecimiento desmedido en otras. Para los dos casos es fundamental la intervención de todos los agentes involucrados en el proyecto.

¿Quiénes son los máximos impulsores del proyecto y miembros del patronato (en cuanto a contribución económico e implicación)?

Aproca, Ademac, la Oficina Nacional de la Caza, Assicaza, las Federaciones de Caza de Andalucía, Castilla y León, Castilla la Mancha o Extremadura son actualmente benefactores, pero la idea es que todas las organizaciones del sector sientan la fundación como propia y en breve sea la herramienta de todos.

¿Qué personas formaran parte del patronato?

Actualmente el patronato está formado por el presidente José Luis López Schummer, representantes de las entidades Aproca, Ademac, y la Federación de Caza de Andalucía, además de dos representantes de las Fincas la Garganta y Caravales, aunque en breve se incrementará el número de personas y entidades que formarán parte de este patronato.

¿Cuáles serán los primeros estudios y a qué se van a encaminar?

Entre los proyectos de investigación que la Fundación Artemisan desarrollará en los próximos años destacan la realización de un estudio que exponga la realidad de lo que la caza aporta al Producto Interior Bruto de (PIB), informes relacionados con el estado y la conservación del hábitat, y con el desarrollo de estrategias de I+D+i con respecto a las poblaciones y modalidades de especies y sus enfermedades.

El fin es determinar su evolución y situación real. Queremos apoyar la recuperación del Oso Pardo en la cordillera cantábrica, y un plan de recuperación de la perdiz roja basado en la mejora del hábitat y en el control de predadores. También ayudaremos al proyecto de mejora de la calidad de la carne de caza y, finalmente, daremos apoyo financiero a dos proyectos que ya están en marcha: un estudio sobre la incidencia del plomo en el medio natural y la grave problemática para la dehesa española de ‘La Seca de la Encina’.

Entre los estudios destaca un plan de recuperación de la perdiz roja basado en la mejora del hábitat y control de predadores.

 

¿Ha habido alguna entidad que os haya servido como modelo para impulsar este proyecto?

Nuestra idea es apoyarnos en la experiencia de la ‘Game and Wildlife Conservation Trust’, una fundación inglesa de reconocido prestigio internacional, y crear alianzas con todas aquellas entidades que ya están trabajando en la misma línea a nivel europeo para, basándonos en sus experiencias, poder acometer con mayor conocimiento todos los proyectos que apruebe el patronato.

¿Ha habido algún acercamiento de la Fundación a los medios generalistas para que puedan dar voz a vuestros estudios científicos?

Ese es uno de nuestros objetivos prioritarios y, para tal fin, estamos contando con una agencia de comunicación especializada que nos va a ayudar a conectar con los medios que hasta ahora se han mostrado más críticos con el sector y que creemos lo hacen desde el más puro desconocimiento.

Es una batalla difícil, pero no imposible. Si conseguimos mostrar con transparencia y con datos la labor que realizamos en pro de nuestro Patrimonio Natural poco a poco iremos consiguiendo nuestros objetivos. El fundamental es que la sociedad urbana nos conozca y sepa de primera mano que el sector cinegético es el más preocupado por mantener lo que hemos ido heredando gracias a la labor callada de propietarios, cazadores y agricultores que han cuidado de nuestro entorno durante siglos. Es evidente que el sector cinegético lleva décadas de invisibilidad ante los medios de comunicación generalistas. Las noticias que trascienden en la prensa no reflejan la realidad de esta actividad en España, ni su contribución a la conservación de la biodiversidad, el desarrollo socioeconómico de su entorno o el arraigo de la población rural. Queremos que esto cambie y para ello es fundamental el concurso de los medios.

¿Haréis también una labor de comunicación y concienciación de la importancia de la caza y del sector a través de las redes sociales?

No somos ajenos a la labor que realizan las redes sociales y solo a esa línea de trabajo vamos a destinar muchas de nuestras iniciativas de comunicación. Ya tenemos activo nuestro canal propio de Youtube y de Facebook, en los que estamos volcando todas las noticias que genera la Fundación, además de hacernos eco de otras iniciativas que nacen desde dentro del mismo sector y creemos que pueden ser interesantes para nuestros seguidores.

¿Tenéis previsto mantener encuentros con los diferentes partidos políticos para que tengan en cuenta vuestras propuestas en futuras leyes estatales y regionales?

Ya venimos trabajando en ello desde hace tiempo a través de algunas de las entidades que forman parte del patronato. Nuestra intención es que no se dupliquen esfuerzos, pero sí que tenemos claro que la Fundación debe de convertirse en un lobby fundamental para sacar adelante muchos de los proyectos que nos hemos marcado para los próximos años. Sin el concurso de la política hay temas que no pueden salir adelante. El caso más evidente es una Ley de Caza acorde con los tiempos que estamos viviendo.

¿Cuáles son las fórmulas planteadas para financiar los proyectos? ¿qué formulas de financiación estáis valorando?

Partimos de varias fórmulas que enumero a continuación. En el caso del socio suscriptor existen distintos tipos de aportación

  1. Individual (50 €)
  2. Pareja (75 €)
  3. Empresa (120 €)
  4. Suscripción en el extranjero (110 €)
  5. De por vida (2000 € en un único pago)
  6. Asociación (400 €)

¿Qué se obtiene a cambio?

Acceso exclusivo a actividades formativas, así como al material educativo y divulgativo producido por Artemisan; asistencia a los proyectos de demostración y si eres una empresa, posibilidad de promocionar tu negocio en el resto de socios.

En el caso del socio benefactor o patrono, nuestra idea es no depender de las administraciones públicas para mantener nuestra independencia. Sin duda vamos a intentar acceder a proyectos y subvenciones competitivas de ámbitos regionales, nacionales y europeos, pero en ningún caso los objetivos, la estrategia y el desarrollo la Fundación deben estar condicionados por estas ayudas públicas.

Estas son las opciones de colaboración como benefactor y sus ventajas:

  1. Benefactor ‘Cistus’ (600-3.000 €). Además de contar con las ventajas para suscriptores, el Benefactor Cistus recibirá una copia de nuestro anuario, descuentos en las cenas benéficas y entrará en el sorteo de lotes de caza que realizaremos anualmente, así como un regalo especial de la Fundación.
  1. Benefactor ‘Juniperus’ (3.000-10.000 €). Además de contar con las ventajas para suscriptores y las que se ofrecen para el benefactor “Cistus”, Juníperus recibirá las circulares informativas trimestrales, notas de prensa de la Fundación y otra información relacionada con el sector cinegético.
  1. Benefactor ‘Quercus’ (>10.000 €). Podrá participar en las Comisiones de Trabajo antes de su aprobación por el Patronato sobre Proyectos de Investigación a desarrollar y estrategias a fomentar en Comunicación.

Todo aquel que esté interesado en colaborar, solo tiene que ponerse en contacto con nosotros a través del e-mail: info@fundacionartemisan.com o el teléfono 926-232029.

¿Habrá un presupuesto destinado a cada trabajo de investigación y se solicitará de forma independiente?  

Habrá un presupuesto anual que administrará el patronato, que decidirá cada año su destino, teniendo en cuenta que algunos de los proyectos tendrán una duración plurianual. También es necesario reconocer que, aunque tendremos una absoluta independencia de las administraciones públicas, por supuesto vamos a concurrir a todas aquellas ayudas con las cuales podamos cofinanciar nuestros proyectos y multiplicar el dinero que entre.

¿Las campañas de crowdfunding entran dentro de vuestra estrategia de financiación? ¿Ya habéis entablado conversaciones con alguna plataforma?

Cualquier forma de financiación será válida para acometer todos los proyectos que tenemos previstos en los próximos meses. Si duda el crowdfunding es una fórmula que puede ayudarnos a llevar a cabo determinados proyectos, pero no, aún no hemos establecido contactos con ninguna plataforma, pero lo haremos cuando la gente identifique un poco mejor nuestra línea de trabajo y se puedan identificar con nuestro proyecto.

La Fundación aspira a convertirse en la herramienta de todo el sector cinético español (Foto: Shutterstock).

¿Cómo podrá el cazador de “a pie” contribuir y aportar su granito de arena para ayudar a que la Fundación Artemisan acometa sus proyectos?

La Fundación aspira a convertirse en la herramienta de todo el sector cinegético español, de forma que los éxitos de este proyecto redunden en el beneficio de todas las asociaciones y de todos los cazadores de España. De la misma forma, tenemos claro que en ella tienen que participar no solo las asociaciones del ámbito cinegético y del sector privado, sino cazadores de a pie con mínimas cuotas y con muchas ganas de trabajar y aportar ese granito de arena al que te refieres. En la misma línea que con el crowdfunding, no tenemos duda alguna de que el cazador de a pie colaborará cuando se sienta identificado.

¿La fundación actuará como órgano independiente al resto de iniciativas cinegéticas o llegará a acuerdos de colaboración con organizaciones que protejan y fomenten la caza?

Esta Fundación nace desde la iniciativa de diferentes organizaciones del ámbito cinegético y cada una de ellas podrían haber desarrollado el proyecto dentro del ámbito de su asociación, sin embargo hemos entendido que ésta es la herramienta de todos y que tenemos que aunar esfuerzos para sacar adelante los proyectos que nos hemos marcado como objetivo . Hemos venido a sumar y no queremos duplicar esfuerzos.

¿Qué objetivos os habéis marcado para el año 2017? ¿Cuántos estudios tenéis previsto realizar?

El 20 de abril se incorpora al equipo el director de investigación, Carlos Sánchez, científico español que lleva varios años trabajando en el Game and Wildlife Conservation Trust. Mientras tanto, el patronato, como he comentado antes, ha definido las líneas estratégicas y los proyectos con los que ya estamos comenzando a trabajar.

¿Qué previsiones estimáis este primer año en materia de impacto social, concienciación ciudadana y por tanto beneficio de la caza?

Primero definimos estrategias y nuestros objetivos, todos ellos no tienen unas miras cortoplacistas, si pensamos que la imagen de la caza en la sociedad urbana la podemos cambiar en un solo año cometeremos un grave error. Nuestros benefactores lo saben y estamos diseñando nuestra planificación para obtener resultados, tanto en investigación como en comunicación a tres años.

Sin embargo en la defensa jurídica me consta que desde el inicio la Fundación está empezando fuerte y ya se ha personado en varios procedimientos

Así es, la defensa de los intereses del sector cinegético es otro de nuestros pilares. En este plano hemos comenzado fuerte desde el inicio porque prácticamente no hay día donde no se lesionen los intereses de la caza o no se produzcan insultos o amenazas en redes sociales. Hasta la fecha estamos participando en tres procesos, junto con la ONC nos hemos personado ante la prohibición por la Comunidad de Madrid de la caza de cabra montés en la Sierra de Guadarrama debido a una denuncia de PACMA; además de denunciar a dos usuarios de redes sociales que han insultado y vejado a cazadores. El objetivo en el primer caso es parar una barbaridad en el que sorprendentemente la Comunidad de Madrid ha cedido ante las presiones animalistas y en los casos de las redes sociales el objetivo es que la gente deje de sentir impunidad y empezar a sentar algunos precedentes que frenen la tendencia de hostigamiento al que estamos asistiendo en estos últimos tiempos.

¿Qué es lo primero que os gustaría que mejorase del sector cinegético español gracias a la Fundación?

El concepto que el mundo urbano tiene de cómo se gestiona el medio natural y el papel que cazadores y propietarios cinegéticos tienen en él. La defensa de nuestros derechos frente a las administraciones públicas y no ceder un ápice ante la presión de grupos anticaza que como se está haciendo patente cuentan cada día con más poder e influencia en la sociedad. Y, por qué no, recuperar una buena parte del patrimonio cinegético que hemos ido perdiendo en los últimos veinte años.

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Últimos comentarios