Dos cotos de Madrid se sumaron al proyecto RUFA para recuperar la población de perdiz roja y otras aves esteparias

El proyecto RUFA pretende crear una red de cotos y fincas demostrativas en los que se implementen medidas de gestión agraria y cinegética cuya eficacia es ya conocida, compatibilizando la rentabilidad agraria y la conservación de la biodiversidad. Al mismo tiempo, establecerá “grupos perdiceros”, que son grupos de trabajo entre aquellas personas y entidades que están interesadas en conservar la perdiz roja y otras especies agrícolas para así expandir dichas medidas.

Dos cotos pertenecientes a la comunidad de Madrid se han sumado al proyecto RUFA, una iniciativa impulsada por la Fundación Artemisan que tiene como objetivo recuperar las poblaciones de perdiz roja y aves esteparias en España. Los espacios de Madrid participarán como “cotos demostrativos”, y lo harán gracias a la financiación aportada por la Comunidad de Madrid. Así, estos territorios se suman a los de otras CCAA en los que ya se está trabajando.

El proyecto RUFA pretende crear una red de cotos y fincas demostrativas en los que se implementen medidas de gestión agraria y cinegética cuya eficacia es ya conocida, compatibilizando la rentabilidad agraria y la conservación de la biodiversidad. Al mismo tiempo, establecerá “grupos perdiceros”, que son grupos de trabajo entre aquellas personas y entidades que están interesadas en conservar la perdiz roja y otras especies agrícolas para así expandir dichas medidas.

Los cotos de Madrid participarán como “cotos demostrativos”, y lo harán gracias a la financiación aportada por la Comunidad de Madrid

El fin de estas acciones es la de que cualquier terreno de titularidad pública o privada pueda implementar medidas de gestión agraria y cinegética en beneficio de especies como la perdiz roja, fomentándose una nueva “conciencia” para el uso sostenible de los recursos agrarios y cinegéticos a través de la educación y formación.

Los protagonistas de RUFA en los dos cotos de la Comunidad de Madrid son los gestores, cazadores, agricultores y propietarios, en cuyas manos está el futuro de la perdiz roja y otras especies. La Fundación Artemisan defiende que RUFA es un proyecto de innovación e investigación, fruto de la colaboración de la Fundación con varias Federaciones de Caza (incluyendo la Federación Madrileña de Caza), así como pequeñas empresas, particulares y otras entidades y asociaciones que están comprometidas con la conservación de la perdiz roja y otras especies en regresión.

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.