En las últimas décadas se viene produciendo un descenso importante tórtolas.

Tras unas vacaciones merecidas los cazadores tiene una cita ineludible con la caza en lo que se conoce como la media veda, la época del año que coincide con el verano en España, y donde especies de menor como tórtolas, palomas y codornices son permitidas en muchas Comunidades de nuestro país.

La tirada de media veda de la tórtola común y la paloma torcaz deben comenzar a prepararse con meses de antelación, en muchos casos con la siembra de los cereales o los girasoles que serán la base para poder conseguir una buena tirada…

Los meses previos

La primavera es una buena época para comenzar con los primeros preparativos para la tirada que comenzará a finales de agosto. Inicialmente se debe seleccionar la ubicación de los tiraderos
más idóneos para su caza. Siendo zonas altas y cercanas al monte o a las siembras las más aconsejadas…

Evita colocar la tirada en lugares de descanso para los animales como charcas, bebederos, pequeñas zonas boscosas o dormideros ya que si lo haces pueden modificar sus necesidades biológicas y cargarte todas las tiradas de tu coto.

En años de poca lluvia y, por tanto, de mala cosecha debemos echar el alimento en los comederos elegidos para la tirada desde los meses de marzo y abril, logrando así que los animales coja querencia con meses de antelación y podamos pasar un bonito día de caza. Recomendamos mezclar pipa de girasol y trigo como alimentación base.

Tras la cosecha de los meses de junio y julio, aprovecha el rulo para allanar el comedero (normalmente en barbecho) rulando 100 metros la zona del comedero. Después utilizar la sembradora para esparcir la comida a lo ancho del comedero. Esto permitirá a los animales divisar
la comida.

Los preparativos

Señaliza con tiempo suficiente los puestos de la tirada, haciendo hincapié en dos aspectos clave. Localiza la querencia de los animales a los comederos para ubicar cerca los puestos y separarlos lo suficiente para que no se estorben entre ellos ni haga riesgos de disparos peligrosos. Antes de la tirada debes tener claro los pasos de los animales y para eso has debido visitar el cazadero al menos media docena de veces.

Coloca los puestos en el comedero con anterioridad a la tirada. Dichos puestos pueden ser depaja, cañas o de camuflaje en función al tipo de vegetación y se deben preparar un mes antes de la tirada y acierta con el material para conseguir que los animales se acostumbren y no cambien su querencia al comedero al observar cosas extrañas en la orografía.

Si tienes guarda en el coto será él, quien se encargue de todos los preparativos de la tirada. En caso
de no tener tiempo para preparar la tirada con anterioridad, apóyate en agricultores de la zona y
personas de la localidad cercana para que te puedan orientar a la hora de elegir los mejores pasos,
los rastrojos con mayor querencia o las siembras más abundantes y que serán el comedero
principal de las especies cinegéticas.

Y recuerda, antes de intentar cazar de nuevo el mismo cazadero debes visitar de nuevo la zona,
valorar el número de animales que ha quedado después de la primera tirada y valorar si se puede
realizar una segunda tirada o es conveniente dejarlo descansar hasta el año que viene para que
tórtolas y palomas críen con tranquilidad y puedas seguir disfrutando un año más de la caza en la
media veda.

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.