La medida tendrá una vigencia desde el 9 de febrero de 2018 hasta el 30 de septiembre de 2022 (Foto: ASICCAZA)

La modificación de la Ley 42/2007 ha salido adelante con 264 votos a favor, 79 en contra y ninguna abstención. Dicha ley abarca la normativa sobre la gestión de las especies invasoras, uno de los principales puntos de debate de los últimos tiempos en el sector cinegético, y que defenderá la preservación en nuestro hábitat de animales como el arruí, la carpa, la trucha arcoíris o el cangrejo rojo.

La admisión de esta modificación permitirá a los sectores afectados por la sentencia del Tribunal Supremo nº 6637/2016, del 2 de agosto (que anuló varias disposiciones del Real Decreto 630/2013 tras el recurso presentado por varias organizaciones ecologistas), encontrar una solución que compatibilice la protección del medio ambiente con actividades comerciales, deportivas, turísticas y de ocio de algunas especies catalogadas como exóticas invasoras.

La Real Federación Española de Caza agradeció en un comunicado a los partidos que votaron a favor de la ley, como al Partido Popular, el hecho de haber defendido esta proposición de ley. Al mismo tiempo, mencionó al resto de grupos parlamentarios, especialmente a Ciudadanos y al PSOE, por “haber escuchado las reivindicaciones del mundo rural y la responsabilidad que han demostrado hacia la grave situación socioeconómica en la que se han visto inmersas miles de familias tras la prohibición del aprovechamiento de las citadas especies”.

Las votaciones de los 341 diputados presentes, más 2 votos telemáticos, se han repartido en 263 votos a favor más otro voto telemático, 78 en contra más otro voto telemático, y ninguna abstención.

Como indica la proposición de ley, lo que se busca con la modificación de la Ley 42/2007 es hacer compatible la lucha contra las especies exóticas invasoras con su aprovechamiento para la caza y la pesca en las zonas en las que su presencia no suponga un problema ambiental.

Por su parte, la RFEC criticó la postura de algunos partidos políticos: “La falta de sensibilidad social ante el mundo rural que ha demostrado Podemos al votar en contra, influenciado por organizaciones ecologistas a las que la precaria situación de las más de ocho millones de personas afectadas directamente por la actual redacción de la Ley de la Biodiversidad no les preocupa en lo más mínimo”, recalcó el presidente de la Federación nacional, Ángel López Maraver.

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.