La época de celo o “ladra del corzo” comienza en el mes de julio y dura un mes (Foto: Shutterstock).

Con la llegada de abril, la temporada de caza de corzos comienza en diversas comunidad autónomas de España. La modalidad del rececho es la elegida para estos meses y los buenos cazadores aprovechan los primeros días de veda para identificar y abatir a los mejores ejemplares.

Estas primeras semanas suelen ser las más fáciles para dar con ellos y cazarlos, ya que no están muy tirados. Con el paso del tiempo, las complicaciones para hacerse con este animal aumentarán. Estos cuatro consejos pueden ayudar en gran medida a situarse en la mejor posición de espera cuando se quiera realizar su rececho y su caza.

1.En la linde del monte con las siembras de cereales

La espera más común. Situarse en el punto adecuado entre la siembra y el monte. Es muy importante que el aire no cambie y sea constante durante todo el aguardo, además de ir bien camuflado para ser lo más disimulado posible. Es importante contar con árboles o bosque a la espalda para que no sea visible la silueta y evitar recortar el horizonte.

2.Desde el monte haciendo asomadas a los claros

Para acercarse a las siembras más querenciosas del coto a través del bosque que las rodea, es primordial que el terreno lo permita y que el viento este en contra del cazador. El sigilo es esencial para no ser oído, debiendo hacerlo cuando el corzo esté ya comiendo el cereal.

3.En los carriles con el aire a favor

Situarse en una zona despejada de ramas y piedras es una buena opción para esperar al corzo. Si el viento está a favor solo hay que preocuparse de no hacer ruido y llegar con suficiente antelación. Lo mejor es tumbarse en el suelo para aguardar al animal y no ser descubierto.

4.En el agua

Aprovechar el momento en que los corzos se acercan a beber agua es siempre una garantía de éxito para capturarle. Sobre todo a las horas centrales del día, cuando más calor hace, es cuando más se darán estas oportunidades. Es importante, de nuevo, controlar el viento.

En abril, los niveles de testosterona en sangre de los corzos son bajos (Foto: Shutterstock).

7 cosas que hay que saber para cazar corzos este mes

1.La borra

A principios de temporada, la mayoría de los corzos tienen ya los cuernos totalmente formados, aunque muchos aún los tienen cubiertos de borra, una capa de terciopelo. Hay que tener paciencia hasta que se les caiga, porque pronto rascarán los cuernos contra una jara o pinaza para deshacerse de la borra. Mejor esperar a que tengan las cuernas totalmente al descubierto.

2.Agrupados

En abril, los niveles de testosterona en sangre de los corzos son aún muy bajos. Esto supone que sus instintos de territorialidad previos a la época de reproducción no están activos todavía, por lo que siguen moviéndose en grandes manadas. Es el momento perfecto para observar y comparar los distintos trofeos para elegir el adecuado antes de que se dispersen.

3.Aproximaciones más sencillas

Los corzos mantienen la guarda baja al inicio de la temporada, paciendo tranquilos ajenos a los cazadores, guardas y coches. Este comportamiento va cambiando a medida que avanza el curso, cuando empiezan las carreras y entradas frustradas. Abril es perfecto para pillarles desprevenidos, siendo una buena idea doblar el tiro, por lo que, si el primer tiro no acierta, se presenta una nueva oportunidad para disparar antes de que el animal sepa lo que está pasando.

4.Lluvia

“Abril aguas mil”. El inicio de la primavera siempre viene secundado de lluvias y tormentas, que pueden sorprender al cazador en medio de una jornada. A los corzos también les molestan estas situaciones, por lo que buscarán refugio y será muy complicado encontrarles. Los primeros rayos de sol que caigan después del chaparrón sobre un trigal, invitan a los corzos a aparecer, ya que se tienen que secar y salir del monte, empapado de agua.

5.Verde

Tras las lluvias invernales, en primavera llegan los primeros rayos de sol, provocando la aparición de brotes tiernos y jugosos. Al ser un animal que necesita alimentarse varias veces al día, es una gran opción esperarle en la linde de un monte junto a la siembra, ya que es cuestión de tiempo que aparezca.

6.Pelaje invernal

A pesar de la llegada de la primavera, los corzos aún mantienen durante las primeras semanas el mismo pelaje, de tonos pardos y grises que le ayudan a confundirse entre las chaparras y robles. El único punto débil que presentan lo tienen en el culo, blanco nuclear, que puede delatarles entre la maleza. Según vaya entrando ya la primavera, empezarán a adquirir su característico tono rojizo.

7.Multitud de corceros

El corzo es un animal muy preciado en España, donde un gran número de cazadores esperan ansiosos a que comience la temporada para salir en su busca. Con la llegada de abril, las carreteras, gasolineras y bares cercanos a los montes donde habitan están abarrotadas de corceros. Habrá que llegar temprano para evitar el tráfico.

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.