Los cazadores posan junto a la inmensa presa

Los cazadores de la localidad riojana de Sojuela han protagonizado, sin ninguna duda, una de las batidas del año al apresar a un jabalí de 165 kg. Se trata de una de las mayores piezas registradas en la región y en la cornisa norte de España. 

El periódico La Rioja se hizo eco de la captura que anunció la Sociedad de Cazadores de Sojuela, cuando el pasado sábado 18 de noviembre abatieron al gigantesco animal en las inmediaciones de la localidad. Se trataba de la quinta de las nueve batidas que cuentan con permiso del Gobierno riojano en el término de Sojuela al cabo de la temporada cinegética, comprendida de septiembre a febrero.

Fueron los perros quienes detectaron al jabalí obligándole a emprender la huida. Sin embargo, el desempeño de los trece canes consiguió detener al animal hasta la llegada del cazador, que asestó la mortal puñalada que acabó con su vida. Así lo relató Jaime Miranda Pereira, encargado de dar muerte al jabalí.

La jornada terminó con un balance de cuatro jabalíes abatidos, de los cuales tres rondaban los 100 kilos.

Jaime considera que uno de los puntos clave de haber podido cazar al animal ha estado en el poderío y frescura de los perros. La jauría encontró al jabalí sobre las 8.50 de la mañana, un aspecto clave a la hora de hacer frente al animal. El cazador de Sojuela no tenía tan claro que el resultado hubiese sido tan satisfactorio para la rehala si los canes se hubiesen topado con el jabalí a media mañana, con varias horas de ejercicio encima.

No obstante, y aunque Jaime no tuvo que realizar ningún disparo, el jabalí dejó muestras de su fiereza al lanzar a varios perros por el aire. Algunos de ellos acabaron con cortes provocados por los colmillos del animal salvaje, e incluso uno llegó a perder la vida.

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.