La Junta de Extremadura quiere declarar la montería y la rehala como Bien de Interés Cultural (Shutterstock).

La montería y la rehala son dos de las artes más comunes de caza mayor en la zona centro y sur de la Península Ibérica. El sector cinegético e pos de su protección y conservación ha pedido la declaración de estas artes como Bienes de Interés Cultural al presidente de la Junta de Extremadura.

El sector cinegético extremeño ha pedido al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, la declaración de la montería y la rehala como Bien de Interés Cultural (BIC). El presidente de la Federación Extremeña de Caza, José María Gallardo ha explicado que el presidente de la Junta ha ofrecido su apoyo a esta proposición del sector cinegético y que se iniciarán inmediatamente los trámites necesarios.

Se espera la participación de múltiples entidades representativas de la caza como la Federación Extremeña de Caza, la Asociación Española de Rehalas y la Federación Extremeña de Recovas, que ya han colaborado con el proyecto desde su primera fase inicial.

Con la declaración de la montería y la rehala como Bienes de Interés Cultural, el sector tiene como objetivo garantizar la protección y conservación de estas dos prácticas cinegéticas, además de contribuir al conocimiento de estas artes por medio de la investigación científica y la difusión, como bien establece la normativa que regula los Bienes de Interés Cultural.

Se ha tomado una primera toma de contacto, pero es una tramitación compleja

El presidente de la FEDEXCAZA, José María Gallardo, ha destacado que “la montería y la rehala forman parte de nuestra cultura, forman parte de los pueblos extremeños y de su paisaje”, hasta el punto de que “como componente etnográfico describe a la perfección a nuestra gente y nuestra cultura”. A esto se suma, ha dicho, que “es un tesoro antropológico que caracteriza a una comunidad”, con lo que, en definitiva, “la montería y la rehala es una manifestación social y cultural”.

Con esta petición se ha tomado una primera toma de contacto para lograr una declaración que ya está bastante avanzada en comunidades como Andalucía. Aun así, hay que tener en cuenta que se trata de una tramitación compleja. Desde el sector cinegético se aportarán informes técnicos y científicos, se contará con antropólogos y se hará partícipe a las Sociedades Locales de Caza para que reclamen en los ayuntamientos mociones a favor de que la montería y la rehala sean declaradas como BIC.

FEDEXCAZA, ha mostrado agradecimiento al interés mostrado por el presidente de la Junta de Extremadura por el tema, dada la importancia que tienen tanto la montería como la rehala en la comunidad autónoma extremeña.

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.