El Kahles K624I tiene un coste de 2.830 euros y 3,5 pulgadas de diámetro.

Este visor de gama alta de 2.830 euros de precio con 3,5 pulgadas de diámetro destaca por su calidad óptica y el tacto de las torretas. Puede ser empleado para el tiro a larga distancia, y ha añadido dos innovaciones en la posición del anillo de paralaje y en el fino ajuste de la luminosidad de la retícula.

En esta ocasión analizamos un visor de gama alta de la prestigiosa firma austriaca Kahles, uno de los pioneros en la fabricación de visores en el mundo. Este fabricante posee una ganada reputación en sus más de 119 años de historia gracias a que ha sabido estar en la punta de lanza de la tecnología durante este tiempo. El producto que analizamos en este artículo es su tope de gama en visores tácticos o de precisión. Concretamente es el modelo de la afamada serie K624i que está calibrado en MOAs, tanto para retícula como torretas, aunque existen otras cuatro versiones o variantes más en MILIRANDs con diferentes retículas.

Lo primero que me llamó la atención cuando recibí el Kahles K624i – 6-24×56 CC MOAK fue la austeridad de su embalaje, a diferencia de otros fabricantes parece que Kahles quiere decirnos que no necesita hacer atractivo la presentación de su producto, ya que está muy seguro de la calidad y cualidades de éste. No es un fabricante primerizo que necesita ganarse una buena impresión del usuario desde el primer momento. Aunque esto sea así, como explicaremos en nuestro reportaje, se agradecería una mayor protección del visor en la caja, más aún cuando estamos hablando de un producto cuyo precio de catálogo son 2.830 €.

EL OCULAR

Hablando ya del visor, decir que tiene un ocular de 3,5” de diámetro que sin ser de los más grandes del mercado está en la media del tamaño para su segmento. Este tiene una anilla de goma a su alrededor que permite asirlo fácilmente con las manos mojadas y llegado en caso pudiera servir de amortiguación si por una mala posición en la culata junto con el uso de un calibre muy potente propiciase el impacto del mismo en nuestra cara, algo por otra parte harto improbable por sus características. Tiene la dureza justa en su rotación, sin excesiva resistencia para que se mueva con fluidez pero que aguante la posición seleccionada una vez ajustado. Alcanza un giro máximo de 1 vuelta y 1/3 aproximadamente, lo que es un buen compromiso entre velocidad de ajuste y precisión en el enfoque de la retícula.

RULETA DE MAGNIFICACIÓN

Delante del ocular está la rueda de magnificación del visor con un detalle interesante en la misma, un saliente o protuberancia que ayuda enormemente a la manipulación de la ruleta, en caso de tener las manos mojadas o ateridas por el frío como fue el día de nuestra prueba. Al igual que en el ocular la suavidad y resistencia que ofrece el anillo de magnificación se mantiene constantes a lo largo de todo el giro, manteniendo un equilibrio perfecto, esta es una de las características que sirven para diferenciar un visor de calidad como este de su competencia. Se aprecian serigrafiadas en la ruleta las marcas indicativas de los aumentos (6 – 24X) que se muestran espaciadas en los aumentos más bajos y más agrupadas en los altos, algo común a este tipo de visores. Realmente esta característica para identificar claramente en qué nivel de aumentos estamos no es muy necesaria, ya que estamos hablando de un visor de tecnología de Primer Plano Focal (First Focal Plane), donde la retícula guarda la proporción correcta en todo momento, sea cuales sean los aumentos. Como ya he explicado en algún otro artículo esto es de vital importancia si pensamos calcular las distancias a nuestro objetivo, sirviéndonos de la retícula y el tamaño del objeto apuntado.

El diámetro del tubo empleado para este visor es de 34 mm que es una de las medidas más habituales para este tipo de visores. Esto proporciona una rigidez adicional sobre los 30 mm estándar de la mayoría de los visores de gama media – baja y un supone un buen diámetro para el soporte de la ruleta de aumentos. Siguiendo nuestro recorrido del visor desde el ocular es en la zona media del mismo donde apreciaremos las primeras diferencias importantes de este visor con respecto a su competencia y que como decíamos al principio hacen de esta marca pionera en innovaciones técnicas con respecto a estos dispositivos.

REOSTATO DE ILUMINACIÓN

Comenzando por el control lateral izquierdo nos encontraremos únicamente con un reostato para la iluminación de la retícula en color rojo, en lugar del tradicional control para el paralaje combinado con ruleta de iluminación que utilizan otros fabricantes. Además, sirve de alojamiento para la pila de alimentación al circuito correspondiente. Es importante señalar que este visor cuida especialmente la intensidad de la iluminación, que puede llegar a un ajuste muy fino, ya que es un reóstato frente a la habitual rueda de “clicks” con “presets” numerados de intensidad. Esto hará que en condiciones de baja luminosidad podamos ser extremadamente precisos en la iluminación de la retícula evitando encontrando siempre el nivel de intensidad perfecto. Al igual que en los anillos anteriormente evaluados su nivel de dureza o resistencia es óptimo, más suave que los anteriores por el uso que se le da, facilitando de esta forma un mayor atino en la elección de la intensidad. Un detalle que nos muestra el cuidado diseño de este visor es que la cruceta central de la retícula siempre está iluminada con más intensidad que el resto del conjunto.

RULETA DE PARALAJE

¿Pero si el control de corrección del paralaje no está donde se supone debía estar, donde lo han colocado los ingenieros de Kahles? Pues en un sitio nada habitual, debajo de la torreta de corrección de la altura. Antiguamente y aun hoy en día en algunos visores, este control estaba situado en la parte anterior de los mismos en forma de anillo justo antes del comienzo de la campana del objetivo. Por eso la ubicación que ha hecho el fabricante austriaco nos resulta tan novedosa, porque es el único de las marcas que conocemos que usa esa solución. Está calibrado desde los 50 a 1000 yardas e infinito, dándonos una aproximación en bruto ya que el ajuste preciso lo dará nuestra visión. Lógicamente el anillo está sobredimensionado para diferenciarse de la torreta y evitar interactuar simultáneamente con ella, además está dotado de varios cortes regulares en su circunferencia que hacen muy cómodo el agarre y nos permite ajustar este parámetro con comodidad sin tener que apartar el ojo del ocular y acceder a él de forma intuitiva. Tiene un recorrido máximo de tres cuartos de vuelta que ayudan aún más al mencionado ajuste exacto.

TORRETAS

Sobre el citado anillo de enfoque se encuentra la torreta de elevación graduada en cuartos de MOA, que van de 0 a 90 MOAs que se alcanzan en una tercera rotación de la misma. Son una buena cantidad de MOAs de corrección, pero si vamos a adentrarnos en el mundo de las distancias extremas deberemos usar un conjunto de base y anillas que nos proporcionen una elevación adicional de partida. Para saber en todo momento en que vuelta estamos dispone de un bulón rojo en el capuchón que se elevará un milímetro por cada vuelta completa que realicemos. Además, como ayuda adicional para volver rápidamente a la puesta a cero tiene un sistema de parada o “stop”, especialmente útil cuando operamos en baja luminosidad. Tengo que decir que el sistema de clicks me ha gustado mucho, es de los mejores que he probado por su claridad de ejecución, dactilarmente transmiten una sensación de precisión cuando giras la torreta, es difícil pasarse de click y está acompañado de un pequeño sonido amortiguado que ayuda en la operativa.

Con respecto a la torreta de deriva esta sigue los mismos parámetros que la de altura, aunque debido a que su rango de corrección no supera media vuelta por cada lado (17 MOAs) carece del bulón indicador de vueltas de la torreta. Viene serigrafiado en la misma referencia para realizar los ajustes por la izquierda (Left) o derecha (Right), mostrando también por lo tanto cual es nuestro ajuste actual, algo de agradecer ante situaciones de estrés.

CARACTERISTICAS ESTRUCTURALES

El tubo de 34 mm presenta suficiente longitud para una colocación espaciada y estable de anillas sobre rieles picatinny, obviamente tampoco presenta problemas para la colocación directa sobre el lomo del arma. La longitud total del visor es de 405 mm y su peso es de 905 gramos, lo que hace que se mueva dentro de la media de los visores de su segmento con respecto a estas características. El material del tubo es aluminio con un impecable acabado en negro mate anodizado donde se han serigrafiado en blanco diferentes referencias para los controles. La campana se compone de un objetivo de 56 mm que dota de una luminosidad espectacular al visor gracias también a la reputada calidad óptica de sus lentes austriacas. La imagen obtenida a través del visor es impresionante, muy brillante y nítida de borde a borde, sin distorsión y una gran capacidad de captación de luz (95%). El aspecto general del visor es definitivamente táctico.

LA RETÍCULA

La retícula es la que se denomina tipo “árbol de navidad”, popularizadas por el especialista en retículas Horus. Es sencilla y no entorpece con el objetivo, los cortes en los ejes mediante líneas en lugar de puntos facilitan los cálculos para poder extrapolar la distancia al objetivo, conociendo las dimensiones del mismo. Una cualidad destacable es que incluso en un nivel mínimo de magnificación esta retícula en Primer Plano Focal se aprecia con nitidez, aunque es más que obvio que un visor de estas características está pensado para ser usado a medias y largas distancias. Siendo muy críticos y refiriéndonos a la iluminación de la misma, puede suceder que en entornos especialmente oscuros la brillantez del centro de la misma nos “ciegue” parcialmente el objetivo en distancias extremas, aunque esta es una circunstancia que la que seguramente no se pueden sustraer el resto de los visores.

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.