Ángel García Maraver y Antonio García Ceva han liderado la concentración de Madrid.

La actividad cinegética goza de buena salud pese a que las amenazas y la presión que reciben muchos cazadores en España por practicar esta histórica actividad de parte colectivos animalistas y contrarios a la caza. Por ello hoy más de 100.000 cazadores se han manifestado en más de 40 capitales de provincia de toda España para exigir medidas al Gobierno de España contra la impunidad en redes sociales. Como consecuencia de  la escalada de insultos, agresiones y ataques que lleva sufriendo el colectivo los últimos años, y que forman más de un millón de cazadores.

Las concentraciones, convocadas por la Real Federación Española de Caza (RFEC) y todas las federaciones autonómicas, han contado con el apoyo y participación de los principales partidos políticos españoles como el Partido Popular, el PSOE, Ciudadanos y VOX además de todas las organizaciones del mundo rural (agricultores, ganaderos, pesca, forestal…).

Durante las concentraciones, el sector cinegético ha reivindicado su derecho a practicar una caza ética y sostenible y ha demandado a las Administraciones Públicas sensibilidad ante los problemas, demandas y necesidades del colectivo. Además, se ha recordado que la caza ha sido reconocida por múltiples organismos internacionales, incluida la Comisión Europea, como clave y esencial para el desarrollo económico y social del mundo rural, de la conservación de las especies, del medio ambiente y de la biodiversidad. Una manifestación que ha tenido su continuidad a través de redes sociales bajo el hash tag creado bajo el lema #SIALACAZA.

MANIFESTACIÓN EN MADRID

En la manifestación convocada en Madrid, el presidente de la RFEC, Ángel López Maraver, ha afirmado que “el Gobierno tiene que tomar medidas, como la reforma del Código Penal, para frenar la impunidad en las redes sociales por parte de colectivos radicales que se amparan en el anonimato y en la libertad de expresión para atacar de forma indiscriminada a todo el colectivo” y ha exhortado a los asistentes a reivindicar su derecho a cazar, “como actividad legal y regulada que en España practicamos casi un millón de personas que estamos olvidados por parte de la Administración Pública”.

En el acto convocado en Madrid, el presidente de la Federación Madrileña de Caza, Antonio García Ceva, ha leído un manifiesto en el que se ha exigido respecto a la caza y a los cazadores, y una mayor sensibilidad de las Administraciones ante los problemas y demandas de un sector que es motor del desarrollo económico y social del mundo rural, que favorece la conservación y la diversidad, y que, además, genera riqueza.

CASTILLA LA MANCHA

Por su parte en Castilla La Mancha, miles de cazadores han tomado las calles para reivindicar la caza como modo de vida y exigir que se ponga fin a la escalada de insultos, agresiones y ataques que sufre el colectivo por parte de animalistas y ecologistas con la connivencia de las administraciones públicas. Los cazadores se han manifestado en cada una de las cinco provincias de la región, para poner en valor el papel el papel fundamental que actualmente juega la caza en la conservación y la dinamización socioeconómica del mundo rural.

Los cazadores se han manifestado en cada una de las cinco provincias de Castilla La Mancha.

Las concentraciones, que han tenido lugar en la Plaza del Ayuntamiento de Toledo, en la Plaza Gabriel Lodares de Albacete, en la plaza Cervantes de Ciudad Real, en la plaza de España de Guadalajara y en la calle Colón de Cuenca, había sido convocada por la Real Federación de Caza de España y han contado con el respaldo de numerosas organizaciones ligadas al sector cinegético en Castilla-La Mancha.

Colectivos y asociaciones como Aproca, Atica CLM, Atica Guadalajara, Asaja, Amfar, Asiccaza, la Federación de Galgos de Castilla-La Mancha, la Asociación Española de Rehalas, la Asociación de Criadores de Podenco Ibicenco, el Club de Cazadores de Becada y numerosas sociedades y clubes federados de cazadores de la región han secundado esta convocatoria. En las provincias de Toledo, Ciudad Real y Albacete han sido cerca de dos mil personas las que se han manifestada en cada una de ellas, mientras que en Cuenca y Guadalajara han concentrado a un millar de cazadores, respectivamente.

El presidente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, Agustín Rabadán, que ha participado en la concentración que ha tenido lugar en Toledo, ha asegurado que los cazadores no podían “mantenerse impasibles ante los contínuos y reiterados ataques” que desde sectores radicales se están desarrollando contra la caza. Desde la federación castellanomanchega de caza, ha asegurado, “manifestamos todo nuestro apoyo a las personas que practican y gestionan la caza en nuestra región y expresamos nuestra más enérgica repulsa hacia aquellas personas o grupos, que amparándose en el anonimato cobarde, promueven infamias y falsedades, tanto contra personas físicas, como frente a instituciones vinculadas a la actividad cinegética”.

Rabadán ha señalado que la caza en Castilla-La Mancha es el modo de vida de muchas personas y familias, más de 24.000 familias, que viven directa e indirectamente de esta actividad y que genera más de 630 millones de euros al año La caza, ha insistido, “ayuda a fijar población y es, junto a la agricultura, la única fuente de ingresos de muchos de nuestros pueblos”, de ahí, que haya hecho un llamamiento a la administración a que “obren en consecuencia y respeten esta actividad”.

Rabadán ha señalado que la caza en Castilla-La Mancha es el modo de vida de muchas personas y familias.

Además ha lanzado un claro mensaje a los movimientos sociales caza vez más radicalizados que tratan de imponer “su ideología anticaza a la sociedad”, ha señalado, que queremos demostrarles que “frente a quienes exigen prohibiciones y promueven el odio, los cazadores somos personas corrientes, que sólo pedimos respeto para continuar practicando la caza en paz y libertad”. Rabadán ha mandado también un aviso a las administraciones públicas, y en especial, al Gobierno de Castilla-La Mancha, al que le ha pedido que sea “más cercano y sensible a los problemas y a las demandas y necesidades de la caza”. Y ha comentado que “una administración no puede estar sometida al yugo de los ecologistas y animalistas”, sino que debe legislar “desde el campo y no desde los despachos, porque la caza en Castilla-La Mancha es un motor económico y social”.

MÉRIDA, EPICENTRO DE EXTREMADURA

Cerca de 6.000 personas se han concentrado en  Mérida como epicentro de las movilizaciones a favor de la caza en la Comunidad de Extremadura. A la convocatoria se han sumado quince entidades del mundo rural: Asaja Cáceres, APAG Extremadura Asaja, UPA-UCE Extremadura, Confederación Empresarial de Turismo de Extremadura (CETEX), Asociación de Turismo Cinegético, Naturaleza y Pesca de Extremadura (ATUREX), Plataforma en Defensa de la Pesca,  Federación Extremeña de Pesca, Federación Extremeña de Galgos, ARRECAL Extremadura, Federación Extremeña de Recovas, Aprocex, Aproca Extremadura, JOCAEX, JUVENEX y la  Mesa Extremeña de la Caza. También han comunicado su respaldo partidos políticos como PSOE, PP, Ciudadanos, VOX y ANATUR.

 

Cerca de 6.000 personas se han concentrado en  Mérida como epicentro de las movilizaciones a favor de la caza.

El presidente de la Federación Extremeña de Caza, José María Gallardo, ha dejado claro que esta gran movilización –que también se ha desarrollado en otras 40 ciudades españolas- es histórica y supone que “hoy empezamos a escribir el futuro de la caza y del mundo rural en Extremadura”.

Gallardo ha destacado que los cazadores salen a la calle para defender “nuestros derechos, nuestra dignidad, el futuro de nuestros pueblos y de nuestro campo”. “Tenemos el derecho de cazar y el deber de defender nuestra actividad”, ha reclamado. Además, ha dejado claro que el sector no va a dar un paso atrás y va a defender su libertad, así como el apoyo de las administraciones ante “el despropósito animalista y del falso ecologismo”.

“El mundo de la caza ha despertado, se ha levantado contra la tiranía ecologista, contra el fascismo animalista y todos aquellos partidos, gobiernos, mandatarios, o funcionarios anticaza que los amparen o ayuden. Seamos consecuentes, que todos se enteren que la caza también vota, que miles de familias cazadoras también votan, y que las urnas pasarán factura a quien no esté de nuestro lado”, ha avisado.

“Hoy nos manifestamos por la libertad, no queremos que nuestros hijos crezcan bajo el dogma y adoctrinamiento ecologista, bajo el yugo del animalismo lleno de mentiras. Queremos educar a nuestros hijo en paz y libertad, bajo nuestros principio y valores”, ha insistido el presidente de la Federación. Hay que recordar que en Extremadura hay actualmente más de 86.000 licencias de caza en un sector que el año pasado generó en la región 360 millones de euros, 1.500 empleos directos y más de 90.000 jornales.

¡Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.